El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, mostró este lunes en Madrid su deseo de aumentar las relaciones económicas y políticas con España, a la que ofreció su ayuda para salir de la grave crisis que atraviesa el país.
“Sabemos del momento crítico de crisis económica por el que atraviesa España. Yo quiero venir a preguntarle a sus autoridades, hablar con ellas y compartir el interés de nuestro país por apoyar y por solidarizar(nos) con el país hermano de España”, dijo Peña Nieto en un encuentro con empresarios españoles.

El presidente electo mexicano, que asumirá el próximo 1 de diciembre, reiteró su oferta por la tarde tras entrevistarse con el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, al que mostró su intención de acrecentar las relaciones bilaterales entre España y México.
“Yo vengo a hacer patente mi confianza en España y estoy seguro de que un mayor intercambio, una mayor relación económica de México con España favorecerá que España salga de este momento difícil que atraviesa”, insistió Peña Nieto, que se encuentra en Madrid en el marco de una gira europea de marcado carácter económico.
“La cooperación económica que podamos impulsar, una mayor presencia de inversión de México en España y un mayor intercambio de España para con México creo que puede acelerar este proceso de recuperación que hoy demanda y necesita España”, añadió.
Peña Nieto le expresó a Rajoy su visión de que la crisis que atraviesa España “si bien es una crisis de carácter financiero, es más una crisis de confianza” y que confía en que pronto pueda superarla, con la contribución, entre otras, de una mayor relación económica con México.
En una rápida visita de apenas 24 horas a España, el presidente electo mexicano insistió en que su principal objetivo de gobierno es lograr un mayor crecimiento económico y “hacer de este crecimiento económico el motor del desarrollo social de México”, que le permita luchar contra la pobreza y la inseguridad.
En este sentido, animó este lunes a empresarios españoles a seguir invirtiendo en su país, del que destacó su posición geoestratégica, con especial orientación al mercado norteamericano, o los acuerdos de libre comercio que tiene con varios países.
España es el segundo inversor en México con más de 45.000 millones de dólares por detrás sólo de Estados Unidos.
Peña Nieto también destacó las oportunidades que ofrece el acuerdo “de la alianza del Pacífico suscrito entre México, Colombia, Perú y Chile que estoy seguro va a permitir una mayor consolidación económica de esta región”.
La Alianza del Pacífico es un bloque comercial que congrega a unos 215 millones de consumidores, con un Producto Interno Bruto (PIB) conjunto de dos billones de dólares, y que busca fomentar el comercio con el mercado de Asia-Pacífico.
Peña Nieto, cuya elección supondrá la vuelta al poder en México del Partido Revolucionario Institucional (PRI), afirmó que permitirá una mayor presencia privada, en sectores como la energía y especialmente “una mayor participación del sector privado en las exploraciones y explotaciones que realiza (la petrolera) Pemex”.
No obstante, aclaró que el Estado mexicano “debe mantener propiedad y rectoría sobre la administración de los hidrocarburos del país”.
Fomentar la competencia o desarrollar infraestructuras son otras de las líneas económicas que seguirá el futuro gobierno de Peña Nieto, que por la noche tiene previsto asistir a una cena ofrecida por el Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial de la Familia Real española.
Tras la cena, Peña Nieto viajará a Londres, donde el martes se entrevistará con el primer ministro David Cameron, antes de visitar París al día siguiente, donde finalizará esta gira europea que comenzó la semana pasada en Alemania.
El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, mostró este lunes en Madrid su deseo de aumentar las relaciones económicas y políticas con España, a la que ofreció su ayuda para salir de la grave crisis que atraviesa el país.
Fomentar la competencia o desarrollar infraestructuras son otras de las líneas económicas que seguirá el futuro gobierno de Peña Nieto, que por la noche tiene previsto asistir a una cena ofrecida por el Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial de la Familia Real española.
Tomado de la página de Facebook: Animalón Politikón
Anuncios