Todos hemos oído hablar de la figura de la loca de los gatos, aunque sea simplemente en Los Simpsons.Mujeres solteras y, normalmente de avanzada edad, que comparten su casa con decenas de gatos. ¿Pero por qué esta habla siempre de la loca y no del loco de los gatos?

Un estudio de la Universidad de Viena y publicado en la revista Behaviurnal Processes nos da la respuesta. Según este estudio, la relación entre gatos y mujeres es mucho más especial e intensa que la de gatos y hombres. Los animales interactúan con sus dueñas, las entienden e, incluso, las manipulan.

Después de grabar y analizar las relaciones de 41 gatos con sus respectivos dueños (hombres y mujeres) el estudio ha concluido en varios datos si más no curiosos:

– Las relaciones que se establecen con los gatos son muy parecidas a las que se establecen con las personas. Dueñas y gatos comunicaban su afecto y lanzaban “señales” entendidas por el otro. Las mujeres más extrovertidas interpretaban mejor las señales de sus mascotas.

– Los gatos y los dueños se influencian mutuamente, y llegan a tener una gran sincronía y comunicación.

– Los gatos pueden llegar a corresponder a las necesidades de sus dueños si ellos han respondido antes a las suyas.

– Un humano y un gato pueden desarrollar relaciones complejas con mutuo entendimiento.

– Los hombres también pueden tener buenas relaciones con sus gatos, pero las mujeres tienden a interactuar más con las mascotas, lo que conlleva que estos se acerquen más a ellas.

Anuncios