El protagonista es un astuto gato blanco que ha sorprendido a los conductores de una concurrida línea de autobuses que cubren el trayecto Walsall – Wolverhampton (Inglaterra).El gato, que usa un collar púrpura y tiene un ojo verde y otro azul; parece saber cómo usar los autobuses y se ha convertido en un viajero regular de la línea 331, desde el mes de enero de este año

Con una frecuencia de unos 3 días a la semana, el solitario y misterioso gato sube al autobús por las mañanas siempre desde la misma parada y se baja a unos 400 m, en una zona de tiendas que incluyen lo que parece ser su objetivo principal: un establecimiento de comida rápida de pescado y papas fritas.

Bill Khunkhun, de 49 años,(conductor) cuenta que la primera vez que vio al gato, entró junto a un grupo de pasajeros, al día siguiente en cuanto abrió las puertas, el gato corrió hacia el autobús entrando de un salto. Paul Brennan, de 19 años, (pasajero) contaba que al principio pensaba que el gato pertenecía a algún viajero, pero desde hace pocas semanas ha observado que el gato viaja completamente solo, se sienta en la parte delantera y espera pacientemente la parada correcta.

Los conductores han decidido llamarle “Macavity” (como uno de los gatos que describe T.S. Eliot en sus poemas). Cuentan además, que al principio era absolutamente extraño ver a un gato usando el autobús, pero ahora ya parece algo normal, es un perfecto pasajero, el único problema es que nunca paga.

Tomado de la página de Facebook: Ayudemos a los gatos maltratados.
Anuncios