La brutalidad y estupidez de los humanos a veces no conoce de límites. En este caso se filtraron una serie de imágenes sobre zapatos realizados con pezuñas de animales.

Los “Hooh heels” están diseñados por la artista (aunque yo no la llamaría así) Roxanne Jackson y son expuestos más como una obra de arte que como calzado cotidiano.

Este tipo de calzado no es único. En las redes sociales aparecen distintos modelos realizados con las patas de diferentes animales y otros que incluyen cabezas de serpientes, como así también otras partes.

La utilización de cuero animal para realizar calzados es cotidiana. Las pieles de vacas, cerdos, cabras y ovejas se utilizan constantemente para la producción de vestimenta, zapatos y accesorios pero también la de animales exóticos como caimanes, avestruces y canguros.

La mayoría del cuero proviene de países en desarrollo como India y China, donde no existen o no se aplican leyes que garanticen un bienestar animal y donde se realizan medidas de crueldad extrema durante la producción.

Según una investigación de PETA, millones de vacas y otros animales padecen amontonamiento y carencias fuertes, así como castración, marcación, corte de cola y de cuernos sin analgésicos en las granjas industriales de todo el mundo. En los mataderos, a los animales constantemente se les cortan los cuellos y algunos son despellejados y desmembrados mientras están aún conscientes.

Los zapatos con pesuñas son impactantes pero no están alejados de otro tipo de objetos que usamos diariamente a costa del sufrimiento animal. ¿Somos conscientes de ello?

Anuncios