El misterioso gato que toma el autobús

2 comentarios

El protagonista es un astuto gato blanco que ha sorprendido a los conductores de una concurrida línea de autobuses que cubren el trayecto Walsall – Wolverhampton (Inglaterra).El gato, que usa un collar púrpura y tiene un ojo verde y otro azul; parece saber cómo usar los autobuses y se ha convertido en un viajero regular de la línea 331, desde el mes de enero de este año

Con una frecuencia de unos 3 días a la semana, el solitario y misterioso gato sube al autobús por las mañanas siempre desde la misma parada y se baja a unos 400 m, en una zona de tiendas que incluyen lo que parece ser su objetivo principal: un establecimiento de comida rápida de pescado y papas fritas.

Bill Khunkhun, de 49 años,(conductor) cuenta que la primera vez que vio al gato, entró junto a un grupo de pasajeros, al día siguiente en cuanto abrió las puertas, el gato corrió hacia el autobús entrando de un salto. Paul Brennan, de 19 años, (pasajero) contaba que al principio pensaba que el gato pertenecía a algún viajero, pero desde hace pocas semanas ha observado que el gato viaja completamente solo, se sienta en la parte delantera y espera pacientemente la parada correcta.

Los conductores han decidido llamarle “Macavity” (como uno de los gatos que describe T.S. Eliot en sus poemas). Cuentan además, que al principio era absolutamente extraño ver a un gato usando el autobús, pero ahora ya parece algo normal, es un perfecto pasajero, el único problema es que nunca paga.

Tomado de la página de Facebook: Ayudemos a los gatos maltratados.

Potrillo huérfano y su oso de peluche conmocionan internet

Deja un comentario

Una emotiva historia de un potrillo y un oso de peluche dada a conocer por Daily Mail causa conmoción en internet.Los potros recién nacidos -como todo ser vivo- dependen totalmente de sus madres para sobrevivir. Ellas son las que le proporcionan a la nueva vida desde la alimentación hasta el afecto, tal como ocurre con los seres humanos.

Lamentablemente, en el reino animal no todos tienen la suerte de tener al lado a su madre. Es lo que le ocurrió a un pequeño potrillo llamado Breeze, que fue abandonado al momento de nacer, y que rescatistas del Parque Nacional de Dartmoor en Inglaterra, encontraron desahuciado en medio de una colina.

Ante sus carencias, el animal fue alimentado y atendido, pero faltaba el vínculo clave necesario para cualquier ser vivo recién nacido: el afectivo. Por eso, los rescatistas sustituyeron a la madre por un oso de peluche gigante, sobre el cual el potrillo encontró refugió y asimiló como su mamá.

“A pesar de los cuidados que aquí le hemos dado, no es lo mismo”, en relación a los que podría haberle dado su madre, cuenta Syra Bowden la directora del santuario al Daily Mail.

La encargada cuenta que la práctica es habitual. “Son igual que los bebés humanos en la manera en que hay que proporcionarles confort y compañía”, señala. Pero cuando Breeze llegó al centro veterinario equino pasó muchas horas a su lado, hasta que estuvo mejor de salud.

Ahora Breeze recibe atención las 24 horas por parte de personal especializado del centro Honeysuckle Farm, quienes confían que pueda superar los problemas de salud derivados de las precarias condiciones en que vivió durante su primera semana de vida.

La gata en un bote

Deja un comentario

Durante la Segunda Guerra Mundial, un barco mercante fue torpedeado en el norte del Atlántico. Seis de los marineros se encontraban en un bote salvavidas, acompañados de Maizie, la gata del barco.

Durante cincuenta y seis horas permanecieron a la deriva, sobre las olas. Cuando fueron rescatados, dijeron que sí no fuera por la gata hubieran enloquecido.
La gata, al ser alimentada con tabletas de leche con malta y otros alimentos concentrados, comprendió plenamente la situación en que los hombres se encontraban. De acuerdo con el relato que apareció en un periódico, “ella confortaba a aquellos hombres torturados por el sol y por el mareo; se acercaba a cada uno, casi tan solícita como si fuera la madre de ellos”.
Esta historia deshace buena parte de la creencia general de que los gatos, aunque hermosos, son animales fríos, indiferentes y antipáticos, que se apegan a los lugares y no a las personas, y que son de poca utilidad para el hombre.
Aprendamos de los animales, aprendamos de los gatos y seremos un poco más humanos ♥

“Un asesino que ya murió”

Deja un comentario

Esta foto marca el final de la carrera de Álvaro Múnera como torero matador.
Él se desplomó lleno de remordimiento en la mitad de la corrida cuando se dio cuenta de que el toro se negaba a pelear por su vida.
A lo pocos días y terminando su contrato tubo un incidente con un toro, lo enganchó por la pierna izquierda y lo levantó, causándole la fractura de la quinta vértebra cervical con lesión medular irreversible, acompañada de trauma craneoencefálico. Quedó tetrapléjico.
Álvaro se ha convertido en un adversario ávido de las corridas de toros.

Múnera recuerda ese momento: ” Y de repente, miré el toro… Tenía la inocencia que todos los animales tienen en sus ojos, y él me miró, sintiendo dentro de mí un; ¿Por qué? Era como un grito por la justicia en el fondo de mí, y sentí (mirada arriba). Yo lo describiría como como una conexión, porque si uno confiesa, y espera que sea perdonado… (Silencio, lagrimas contenidas) “Me sentí como la peor mierda en la tierra”…

Esta foto muestra el colapso del Torero Álvaro Múnera, al darse cuenta, en medio de su última pelea, de la injusticia para el animal. A partir de ese día en adelante se convirtió en un gran opositor de las corridas de toros.
él se considera a sí mismo “Un asesino que ya murió.”

Un gato desconsolado vuelve cada día a la tumba de su amo

1 comentario

El caso de un gato que todos los días lleva regalos a la tumba de su amo fallecido hace más de un año conmovió a los habitantes de la pequeña comuna de Marliana, en Toscana (centro de Italia).

“Toldo lleva pequeñas cosas, ramitas, hojas, mondadientes, vasitos de plástico”, relató a la AFP Ada, viuda de Renzo Iozelli, que habita en el pequeño pueblo medieval de Montagnana Pistoiese, perteneciente a la comuna de Marliana.

“A veces viene conmigo y a veces solo. Todo el pueblo lo conoce”, agrega la viuda.

Toldo, un gato gris y blanco de tres años, asistió al funeral de Renzo Iozelli en septiembre de 2011 y desde entonces se agarró la costumbre de visitar el cementerio, algo que frecuentemente hacen los perros.

“Quería mucho a mi marido, lo seguía por todas partes. Ahora que vive conmigo, mi hija y mi yerno, también nos quiere mucho”, agregó Ada.

Pero el recorrido cotidiano hasta el cementerio terminó cansando a Toldo a causa del frío. “Ya no sale mucho estos días. Está con bronquitis y en este mismo instante está aquí durmiendo a mi lado”, confió la viuda.

El caso de un gato que todos los días lleva regalos a la tumba de su amo fallecido hace más de un año conmovió a los habitantes de la pequeña comuna de Marliana, en Toscana (centro de Italia).

Un gato en la Via Sacra de Roma el 30 de octubre de 2012

Stevie Wonder, un gatito ciego con dotes artísticas

2 comentarios

Este gato ciego se llama Stevie Wonder y le apasiona tocar el piano. Sus cuidadores creen que este minino de seis años de edad que fue abandonado en un jardín, toca las teclas del piano y el sonido le ayuda a conectar con el mundo exterior.

Cuando Stevie, llamado así en honor al famoso cantante y pianista ciego Stevie Wonder, fue encontrado estaba plagado de pulgas, tenía una hernia en el estómago y sus ojos habían desaparecido. Los veterinarios no están seguros si sus ojos fueron extripados quirúrgicamente o nació sin ellos.

Después de ser llevado a casa por uno de los empleados del refugio, se dio cuenta de lo mucho que disfrutaba mientras escuchaba el piano. Beverley Street, subgerente del refugio, cree que el felino ciego se siente reconfortado al oir el sonido producido por sus movimientos.

Ahora el gatito pasa tanto tiempo como le es posible saltando encima del piano de la casa en donde está viviendo temporalmente. Se espera que el animal sea trasladado pronto a un hogar estable donde los muebles permanezcan siempre en el mismo lugar para que el gato ciego se pueda crear en su cabeza un mapa mental del espacio que lo rodea. Esperamos y deseamos que su nuevo hogar tenga un piano, para que siga disfrutando mientras lo toca.

La increíble historia de un perro que vive junto a su dueño en el cementerio

Deja un comentario

Pocos días después del 24 de marzo de 2006, cuando Miguel murió, Capitán decidió abandonar la casa donde vivía, en la ciudad cordobesa de Villa Carlos Paz.
El perro que él había llevado al hogar como una sorpresa para su hijo, a pesar de la tibia oposición de Verónica, su esposa, se fue sin rumbo cierto ante la inaceptable ausencia de su amo.
Al tiempo volvió, olfateó cada rincón y se fue. “Se quedó un tiempo viviendo afuera, a unos metros, a mitad de cuadra de la casa”, cuenta Verónica.

Evidentemente, al ver que Miguel no regresaba, el perro, un mestizo con algo de ovejero alemán, lo fue a buscar. Claro que al ver que ya no estaba en la calle, Verónica y su hijo, Damián, lo pensaron muerto, o adoptado por otra familia.

Sin embargo, su destino no había sido ninguno de los que ellos pudieran imaginar: “Cuando fuimos con mi hijo al cementerio, lo encontramos ahí. Damián comenzó a gritar que era Capitán y el perro se nos acercó ladrando, como si llorara”, relató Verónica al diario La Voz.

Cuando ya fue tiempo de regresar al domicilio, ambos quisieron recuperar a Capitán, con la idea que volviera al calor y la seguridad del hogar. Pero tras varios intentos frustrados de arrastrarlo hacia la casa, aceptaron su deseo. Capitán se quedó en el cementerio, con Miguel.

Nadie aún se explica cómo, si Miguel murió en el hospital de Carlos Paz y su cuerpo fue trasladado desde allí a una casa velatoria, muy lejos de su vivienda, el perro supo dónde descansaban los restos de su dueño. Según el relato de la familia, ni ese día ni ningún otro el perro los siguió hasta el cementerio.

“El domingo siguiente volvimos a visitar la tumba de Miguel y el perro estaba ahí. Esa vez nos siguió, en el regreso, porque habíamos ido caminando. Se quedó un rato con nosotros en casa pero después volvió al cementerio”, cuenta Verónica. Hoy, definitivamente, el cementerio es el hogar de Capitán. Y así lo avalan varios testimonios.

Marta vende flores allí y asegura que el perro llegó en enero de 2007. “Tenía una pata delantera quebrada. Llamamos al veterinario, le dimos antiinflamatorios y los chicos le entablillaron la pata. Se ha hecho querer y come lo que le damos”, afirma.

“Se ve que quería mucho a su amo, hace muchos años que está acá. Va a su casa, pero vuelve. Muchas veces lo quisieron llevar pero se viene para acá”, señala.

Aquella Verónica reticente a la presencia de un animal en la casa, admite que ahora le produce mucha emoción verlo. “Todos me dicen que es una gran historia. Yo creo en la fidelidad del perro. Pero ahora lo veo con mucho más afecto. Me da mucha ternura. Nunca lo voy a comparar con mi esposo pero siento que él está con mi marido”, expresa.

Su hijo, Damián, tiene ahora 13 años y también era dueño del perro, pero aceptó su voluntad sin rencores. “Cuando lo trajimos era chiquito. Yo también era chico y me encontré con la sorpresa de que mi papá había traído ese regalo”, recuerda. “Lo quise traer a casa varias veces pero él se vuelve al cementerio. Si quiere estar ahí, me parece bien que se quede: está cuidando a mi papá”, asegura.

Una madrugada, Capitán llegó a la casa alrededor de las 4. “Había familiares y uno de ellos me avisó que tocaban la puerta. Cuando salí, lo vi. Entró, se quedó un rato pero después quiso irse”, cuenta Verónica.
Héctor Baccega es el director del Cementerio municipal de Villa Carlos Paz. No sólo da crédito a esta historia, sino que además, añade un elemento que la hace aún más increíble: “El perro apareció acá solo y dio vueltas por todo el cementerio, hasta que llegó también solo a la tumba de su dueño. No lo llevó nadie hasta ahí. Y eso no es todo: cada día, a las seis de la tarde, va y se acuesta frente a esa tumba”, precisa.

Crédito foto: www.lavoz.com.ar vía Infobae

Older Entries