Como dice el título de este post, Halloween es una de las celebraciones que hoy en día genera mucha polémica en la sociedad. Cada vez que se acerca esta fecha por todos lados no paro de escuchar críticas hacia todas esas personas que se atreven a adornar sus casas con calabazas inflables gigantes y brujitas que cuelgan de los techos. Dichas críticas provienen generalmente de dos grupos de personas: fanáticos religiosos y aquellos que pretenden dárselas de nacionalistas (aunque esuchen bandas de rock británicas y no se pierdan los partidos del Real Madrid, Barcelona, etc en la Champions League).
Volviendo al punto anterior, por estas fechas nunca falta el cristianito (testigo de Jehová o cualquier otra secta cristiana) que tapiza sus redes sociales con imágenes de una calabaza encerrada en un signo de prohibición diciendo “Soy cristiano y no celebro Halloween”, “Halloween es la fiesta del Diablo”, “Satanás quiere meterse a tu hogar y robarse a tus hijos, por eso no debes festejar el Halloween” bueno, poner todas las advertencias y amenazas que hacen los creyentes fanáticos me tomaría una eternidad, pero el caso es que según ellos el Halloween es satánico y un buen cristiano no debe participar en ese festejo.
Ahora vamos con el otro argumento en contra del Halloween que es el de los nacionalistas, éstos no te salen con que te vas a ir al infierno por poner calabazas en el patio de tu casa pero te van a chingar con cosas tipo “Ay mira, Juanito ya se cree gringo y va a hacer fiesta de Halloween” o “Lo nuestro es Día de Muertos no Halloween” y muchas cosas más. Pues en este post voy a desmentir ese par de mitos que existen en nuestro país con respecto al Halloween.
Halloween no es de origen gringo y no tiene nada que ver con Satanás. Al Halloween original se le llamba Samhain y era la fiesta más importante del calendario celta (pueblo antiguo europeo que se asentó principalmente en las islas de Irlanda y el Reino Unido) ya que esa fecha marcaba el fin de la temporada de las cosechas y también el fin de año. También se creía que en estas fechas los espíritus de los muertos venían un momento al mundo de los vivos. Ahora bien ¿por qué los cristianos alegan que Halloween es cosa de Satanás? Lo que pasa es que los pueblos celtas eran paganos, es decir que adoraban muchos dioses y para los cristianos cualquier cosa que tenga que ver con las deidades y las creencias de otras culturas ajenas a la judeocristiana dicen que tiene influencia de Satanás y que por lo tanto es cosa blasfema y ellos no deben participar en eso.
En México y el resto de los países del mundo es más que obvio que se conoce el Halloween por los Estados Unidos y su manera comercial de festejarlo lo cual se popularizó por las películas y series de televisión. Erróneamente muchos piensan que el Halloween es una tradición que nació en Estados Unidos pero no es así. Es bien sabido por todos que los gringos son un país prácticamente sin cultura y tradiciones propias (a excepción de su Día de Gracias) que al haber recibido influencias de los pueblos y culturas diferentes que emigraron a su país sólo han tomado las tradiciones que éstos traían y las adaptaron a su modo y como los EE.UU. fueron colonia inglesa los británicos que emigraron trajeron consigo la celebración de Halloween (así como a nosotros los mexicanos, los españoles nos trajeron lo de comer las doce uvas en Año Nuevo y la rosca de Reyes). De hecho en Inglaterra e Irlanda hay grupos de personas que al igual que los nacionalistas mexicanos abogan porque se vuelva a celebrar el Halloween original antes de la influencia americana.

Si te gusta celebrar el Halloween o no es cosa tuya, lo único que pretendo en este post es que se desmientan todos esos mitos acerca de esta fecha.